Navidad

fríoMe encantan las navidades. Y no es por el espíritu navideño, ni por los regalos, ni por
las vacaciones… ¡Qué va! Me encantan por algo más sencillo: porque hace frío. Creo que si hiciera frío todo el año, todos seríamos mejores. A que parece una gilipollez. Así de primeras choca un poco (como todas las ideas geniales), pero si le das una vuelta te darás cuenta de que llevo razón. El frío te da vida. No hay otra opción: o te mueves o te mueres. Menuda diferencia con la galbana del verano, ese continuo sopor que se te mete hasta los tuétanos y que no hay dios que se quite de encima. El calor amuerma, te empuja a pasar por la vida sin rozarla apenas, no vaya a ser que el roce haga subir la temperatura. Además, ¿cuál es la forma más rápida de quitarte el frío?: con el calor humano, tocándonos, abrazándonos, haciéndonos uno bajo el edredón… Nos hace más felices, nos acerca; queremos al otro a nuestro lado, lo necesitamos a nuestro lado. El frío aguza el ingenio, te empuja a buscarte las mañas para sobrevivir, estimula el intelecto. ¿Cuáles son los países más ricos: Canadá, Suecia, Noruega, Finlandia…? Imagino que el frío tendrá algo que ver (aunque quizá el petróleo también…).

POSTENTRADA: A la semana de escribir esta entrada, el autor cogió un catarro chungo como hacía años que no cogía. Llegó a pensar en llamar al cura antes que al médico… Se comió su aguda reflexión con patatas.

Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Navidad

  1. Verónica dijo:

    Hola Chus!
    Gracias por tus reflexiones y por mostrarte a tí mismo….
    Tengo que discrepar….precisamente este invierno yo pensaba….El frío me hace ir más despacio, me bloquea, me enlentece. Me recuerda a aquellos que mueren por hipotermia…se van paralizando hasta el momento final….;)

    Jajaja! Muy buena la postentrada. Besotes
    Vero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *